Las averías más habituales de tu vehículo en verano

Averías coche verano

Las altas temperaturas no afectan solo a las personas, al correcto funcionamiento de tu vehículo también le pasa factura. Para prevenir posibles lamentaciones, la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) nos recomienda la revisión intensiva de los elementos del coche que tienden a estropearse.

El motor del vehículo. La primera recomendación hace referencia a la temperatura del motor, es importante estar pendiente de que no se caliente por encima de lo normal. Si se da el caso, parar el vehículo hasta que se enfríe y antes de retomar la marcha, revisar los niveles del líquido refrigerante. También es importante antes de cualquier viaje, verificar que el nivel y el estado de todos los líquidos del vehículo (refrigerante, frenos, aceite, limpiaparabrisas, entre otros) sean correctos.

El turbo compresor. Uno de los elementos más sensibles a las altas temperaturas es el turbo – compresor debido a que se encuentra en una ubicación dentro del vehículo, que dificulta la refrigeración y es el propio aceite el que se encarga de lubricar y refrigerar. Para evitar posibles daños y averías de este elemento, basta con dejar el motor encendido un par de minutos para refrigerarlo y evitar apagarlo de golpe, puesto que el aceite se deteriora y daña la turbina.

Los neumáticos. El gran enemigo de los neumáticos es el calor, debido a que son más propensos a los reventones. Por lo que es muy importante revisar la presión de las cuatro ruedas del vehículo periódicamente y, sobre todo si tienes pensado irte de viaje a corto plazo. Además, unos neumáticos con baja presión no solo son más propensos a reventones sino que sino que también, aumenta el consumo de combustible.

Los frenos. Con los viajes y escapadas de verano es inevitable sobrecargar nuestro vehículo con equipaje, eso sumado a altas temperaturas supone un trabajo adicional para los frenos. Para evitar que se resientan, se debe revisar el nivel de líquido de frenos y, si es necesario, cambiarlo antes de cualquier viaje.

El aire acondicionado. Hacer revisiones periódicas del coche, son recomendadas para evitar problemas mayores y el aire acondicionado no es una excepción. Solamente con una recarga de gas cada dos años, se puede evitar la aparición de pequeñas fugas.

Evidentemente a parte de todas estás recomendaciones, te recordamos la importancia de tener la inspección técnica en regla, ya que así te aseguras de que el vehículo cumpla los estándares mínimos de seguridad.

Deja tus comentarios:

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Vehículos Pérez Rumbao SA
Finalidad: Brindarte la mejor experiencia posible cuando adquieras nuestros productos y utilices nuestros servicios.
Destinatarios: Tus datos son confidenciales y no se cederán a terceros, salvo que exista obligación legal.
Plazo de conservación: Hasta que no solicites su supresión.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos recogidos en nuestra política de privacidad.

  Acepto la política de privacidad.

Cita previa